Razones por las que un comercial debe usar Linkedin

Razones por las que un comercial debe usar Linkedin

Linkedin promueve el conocimiento e intercambio de información entre profesionales. Además es una gran avenida llena de escaparates, que son nuestros perfiles. De ser una gran avenida a ser un gran eje comercial dista muy poco. Vamos a ver porqué y cómo se pueden hacer relaciones comerciales en este gran bazar llamado Linkedin.

Sabéis que este blog está creado para mostrar y aconsejar cómo sacar el máximo provecho a las opciones profesionales en Linkedin. En general, va dirigido a todo el mundo, pero hoy me váis a permitir que este post lo escriba para mis compañeros de gremio (si se supone que hay un gremio de comerciales, que lo desconozco).

Donde va Vicente, donde está la gente…

Los que seguís un poco este blog, no os sorprenderán las menciones al refranero y a los dichos populares. En este caso, Vicente sirve para introducir la cuestión. Se supone que un comercial tiene que buscar clientes a los que contar y convencer de las bondades de sus productos y servicios. ¿Y si puedes encontrar a la mayoría en un sólo lugar llamado Linkedin?

Quien tiene un contacto, tiene un tesoro

Ciertamente es así en Linkedin. Cuando tienes una red de contactos, tienes una red de posibles clientes, o por lo menos de público al que puedes exponer tus servicios. Ahora es cuestión de saber venderlos y usar los medios adecuados.

Actualizaciones, el escaparate de tu tienda

Más de una vez hablamos de las posibilidades que nos ofrecen las actualizaciones (difusión, compartir con nuestros contactos y grupos, etc..). Tenemos que saber transmitir y dónde enviar esas actualizaciones, siempre con precaución de no ser spamers.

NO espantes a tus posibles futuros clientes

Las mismas buenas prácticas que indico a título individual son totalmente extrapolables a una correcta gestión comercial con tus contactos. Voy a indicar varios ejemplos de gestiones comerciales que ahuyentan a la posible clientela a través de Linkedin:

  1. Envío de mensajes multitudinarios: dan una imagen de nula personalización y escaso interés en saber si tú eres público objetivo o no. En caso de decidir enviar un mensaje a múltiples destinatarios, hacerlo lo más personalizado posible (claro que se puede…) y por supuesto poniendo en copia oculta al resto de destinatarios.
  2. Peras traigo, manzanas llevo: esto es extrapolable a esos contactos que nada más conocernos, nos venden su producto sin ningún tacto ni, porqué no decirlo, ganas de vender realmente…

Tienes muchos contactos…puedes tener muchos más

Para seguir abriendo nuevas opciones de venta, como todo buen comercial que se precie, no podemos contentarnos con la red que ya tengamos. Llegará un momento que nuestros productos ya sean conocidos y podemos agotar el manantial de dichos contactos. Es por eso fundamental, ir abriendo nuevos posible clientes en Linkedin. Eso se consigue de varias formas:

  1. A través de una gestión continua de actualizaciones: de esa manera creamos una marca de valor alrededor de nuestros servicios. Y habrá nuevos contactos que nos buscarán, os lo aseguro…
  2. Invitación con intención: una buena gestión comercial se gesta desde el primer momento. Y en Linkedin, el inicio puede ser una invitación. Es por ese motivo que hay que trabajarse la invitación, enganchar al posible contacto desde el primer momento. ¿Cómo creéis que parecerá más atractiva vuestra invitación, personalizada o sin ningún mensaje de interés? La respuesta creo que es obvia…

Como comercial que no he estudiado y me he perfilado a lo largo de mi trayectoria, estoy convencido de que Linkedin puede ser un complemento de gran ayuda para gestiones comerciales de muchos profesionales. A mí me ha dado y me da buenos resultados, ¿y a vosotros?

Perfil personal y actividad de empresa: convivencia posible

Perfil personal y actividad de empresa: convivencia posible

Linkedin está lleno de profesionales que forman parte de empresas y qué pueden interactuar en la red. ¿Qué comportamiento deben seguir estos profesionales? ¿Ceñirse a la estrategia de la empresa únicamente? ¿Pueden tener independencia en la gestión de su perfil?

Llevaba tiempo sin escribir en el blog, y precisamente porque el trabajo en mi empresa, en Enviroo, no me ha dejado mucho tiempo en este septiembre. Y creo que el tema de hoy, está de actualidad en muchas empresas en fechas como las de estos días en las que hay que enfocar y perfilar estrategias de actuación en búsqueda de nuevos y mejores resultados: la gestión de los perfiles profesionales dentro de las empresas.

Lo primero que habría que indicar es que el perfil ante todo es personal, de ese profesional en concreto. Esto es importante, ya que si la relación llega a su fin, el profesional va a seguir con la gestión de su perfil. Sin embargo, hemos de darnos cuenta de que las entidades son una suma de personas y sus perfiles son la imagen de esa entidad mientras pertenezcan a ella, con lo merecen cuidarse. Veamos algunas cuestiones.

De arriba a abajo:

Es fundamental que los altos cargos de las entidades prediquen con el ejemplo, teniendo un perfil en Linkedin actualizado e incluso, porqué no, con cierta actividad (echad un rato en mirar la actividad de muchos altos cargos y encontraréis sorpresas, os lo puedo asegurar)

Pero no solo con un perfil actualizado pueden dar ejemplo los directivos de una compañía. Más importante si cabe es una buena política por parte de esa organización, con directrices claras que impartir a sus empleados en cuanto a qué poner, publicar o gestionar desde sus perfiles. Esto lo deben indicar desde el departamento que corresponda, o bien buscar asesoría externa (ya sabéis donde estoy…).

Distintos departamentos, distinta actividad

En las empresas no todos los empleados tienen las mismas funciones. Por lo tanto, su actividad en sus perfiles de Linkedin no debe ser la misma. ¿Quién debe buscar actividad comercial, venta de productos?. Está claro que el departamento comercial gestionará Linkedin en la búsqueda de esos objetivos. Si por el contrario, tenemos que estar al tanto de nuestro sector, marcar tendencia con determinadas innovaciones, tal vez el departamento de comunicación y marketing sea el que debe marcar la pauta. Cada uno en su sitio, y la empresa por encima de todos.

Independencia dentro de un orden

Como indicaba, el profesional ha de saber que su perfil y las actualizaciones del mismo que haga van a enriquecer tanto la imagen de la entidad como la suya propia. Habrá directrices por parte de la entidad para seguir en Linkedin, pero no tienen porqué ir reñidas con acciones más personales y que sirvan para crearse más marca personal. Tened en cuenta que Linkedin es vuestro CV virtual, ¿cómo no lo vamos a cuidar?

Hay muchas empresas en Linkedin y con muchos empleados y no siempre es posible optimizar ese control. Por lo tanto, ese debe ser un objetivo claro por parte de la mayoría de las empresas si quieren tener una presencia sólida, constante y acorde a su marca en Linkedin. Y tu empresa, ¿actúa profesionalmente en Linkedin?