¿Os imagináis al Equipo A en Linkedin? así trabajarían…

¿Os imagináis al Equipo A en Linkedin? así trabajarían…

Hay personajes de libros, series o películas que han marcado nuestra niñez o juventud y que muchas veces usamos como referencias al mencionar tal o cuál cuestión. En este post utilizaré al Equipo A imaginando sus posibles perfiles y, sobre todo, cómo actuarían en Linkedin. Unos ejemplos de grandes profesionales ¿o tal vez no?

Para poneros en situación de qué tipo de individuos estamos hablando os dejo la presentación de la serie (ah, qué recuerdos…). Los de mi generación seguro que se acuerdan, pero no está de más poner en contexto a gente que no les suenen tales profesionales.

 

Y ahora volvamos al siglo XXI y a Linkedin… Os propongo pensar un poco en cómo actuarían estos cuatro personajes si tuvieran que gestionar sus perfiles y actividad en Linkedin. He hecho un retrato robot de su comportamiento profesional basándonos en cómo se comportan en la serie. A ver qué os parece:

Sargento MA Baracus, pocas palabras

Se trata del personaje más fuerte de los cuatro. Habla poco, lo resuelve más bien todo con malas caras y mejores puñetazos. De sus cualidades me quedaría para Linkedin con la de poco hablador.

Sería un usuario que ve informaciones que le pueden interesar, incluso perfiles a los que le interesaría contactar. Y como mucho, los contacta con una invitación a secas (ya sabéis a las que me refiero).

MA habría conseguido que un profesional que le interesaba le acepte después de tiempo su invitación. Pero sin embargo, no va más allá con un mensaje. Es como aquel que en un encuentro de negocios ha conseguido que le presenten a ese gran ejecutivo, pero en ese momento no tengo preparado mi speech. No se trata sólo de músculos, MA…

Igualmente su participación en Linkedin va poco más allá de dar un “Me gusta” a publicaciones y artículos. Por la boca muere el pez, diría aquel…

 

¿Cuál puede ser el motivo?

Desconocimiento de la red, de su funcionamiento: eso se soluciona brujuleando, echándole tiempo. Y sudor, el mismo sudor que MA Baracus gastaba en el gimnasio…

Escasa aptitud comercial: ante esa falta de “talento” comercial, solo queda decir que se puede y se debe adquirir. Linkedin está lleno de opciones profesionales y lo más negativo que puedes obtener es que ese profesional no te acepte la invitación. ¿De verdad sigues teniendo miedo a hablar, MA?

Teniente Templeton Peck, seduciendo con sus palabras

Sin duda, el personaje de Templeton Peck era el más cara dura. No había situación ni problema al que no prestara su porte, su carisma (su labia, diríamos ahora) para ayudar al equipo y salir de situaciones comprometidas.

Esa capacidad de seducción seguro que la tendría en Linkedin. Tal vez el intento de seducción lo empezara con una invitación (ni siquiera personalizada) sino apostando por su físico (en el caso de Linkedin, sería su foto y su titular). De esa manera, al estio de los LION iría atrayendo contactos, como las moscas van a la miel. Un conquistador nato como Fenix estaría en su salsa buscando nuevos contactos profesionales en una red como Linkedin.

De esta forma se transformará en un coleccionista de amantes, o más bien, de contactos, al estilo de los LION. Saltando de un contacto a otro simplemente por incrementar su ego, ese sería el objetivo de Fenix…

Coronel Hannibal Smith, o cómo los planes salen bien

Hannibal, el líder del equipo al que le encantaban que los planes salieran siempre bien. Camaleónico y siempre dispuesto a cumplir la misión encomendada.

Creo que sería el perfil más interesante de todos en Linkedin. La razón principal es que no sólo haría el trabajo de contacto que haría un usuario como Phoenix, sino que buscaría salirse con su plan, buscaría esas sinergias siguiendo la relación con ese contacto. Usando por ejemplo, las invitaciones personalizadas para captar la atención y los mensajes para tirar del hilo y explotar esas posibles sinergias. A Hannibal no le gustaría tanto juntar contactos sin más, es un fugitivo que se gana la vida como soldado de fortuna, ya sabéis. Y debe elegir bien los contactos para buscar siempre negocios. Negocios en los que el Equipo A pueda ayudar y salir beneficioso…

Capitán Howling Mad Murdock, a lo loco se vive mejor

He dejado para el último análisis a mi amigo Murdock. Sin duda, el más impredecible y loco de todos los componentes del equipo.

Creo que un personaje como Murdock en una red social como Linkedin sería un poco un elefante en una cacharrería. De hecho, hay ya perfiles en esta red que podrían autodenominarse Murdock. Me refiero a esos usuarios que directamente contaminan nuestro feed o nuestro buzón de mensajes con propuestas comerciales indiscriminadas (sin analizar nuestro perfil ni una estrategia comercial cuidada). O como esta que os adjunto, con propuestas de presentaciones sin razones ni de forma procedente (nada más ser contactos no es lo más aconsejable sin conocer algo más a tu interlocutor…)

 

Murdock probablemente lo único que haría en Linkedin sería publicar sus propios servicios/productos indiscriminadamente (hace poco, una ex-contacto veía que tenía en su actividad publicada una promoción hacía 1 hora, 2 horas, 5 horas…). Esos comportamientos son bastante cansinos. ¿O deberíamos decir sin control, Murdock?

Hasta aquí mi flash back a series míticas que podríamos usar como símiles de usuarios en Linkedin. Y para terminar al estilo del Equipo A:

“Si tiene más ejemplos de otros personajes míticos y cree que podrían estar usando Linkedin, quizás pueda contarlo…”

Gracias por estar ahí. Seguimos conectados 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *